Jueves, Enero 29, 2015

ENCUENTRO EL BIEN EN CADA CIRCUNSTANCIA.

La vida nos ofrece bendiciones disfrazadas. Tal vez no pueda ver el lado positivo de las circunstancias según éstas se desenvuelven. Sin embargo, al mantener una conciencia espiritual, acojo los cambios como bendiciones en el momento presente.

Las situaciones ante mí pueden ser tan sencillas como cambiar de planes o tan complejas como afrontar un reto inesperado. Estoy dispuesto a aprender de cada experiencia. En vez de resistir al cambio, encuentro el bien en cada acontecimiento.

Me visualizo recordando este momento en retrospectiva y viendo cómo no ofrecer resistencia resultó ser de ayuda. Confío en que el Espíritu me ofrece exactamente lo que necesito para edificar mi vida.

Miren cómo se cumplió todo lo que antes anuncié, y ahora voy a anunciar cosas nuevas.—Isaías 42:9