Jueves, Enero 22, 2015

EN ESTE MOMENTO, SOY SUFICIENTE Y TENGO LO SUFICIENTE PARA SER FELIZ.

Puedo sentirme feliz sin importar lo que ocurra en mi vida. Merezco gozo y soy digno de amor. Siento alegría, me siento bien conmigo mismo y estoy conectado con los demás. Suelto lo que haya podido ser, así como también cualquier reproche. Despejo toda barrera que me impida dar y recibir amor. Cuando dejo ir el pasado, elijo la felicidad y la libertad. Siento que el amor de Dios me envuelve.

Aprecio las bendiciones en mi vida y reclamo el bien que todavía está por desarrollarse. Ya sea que ore a solas, comparta con amigos o me prepare para una nueva etapa de mi vida, estoy satisfecho conmigo mismo y con los demás. En este momento, soy suficiente y tengo lo suficiente para ser feliz.

Señor todopoderoso, ¡felices los que en ti confían!—Salmo 84:12