Jueves, Agosto 20, 2015

EL POTENCIAL DIVINO ES MI RECETA PARA EL ÉXITO.
Los ingredientes harina, azúcar y huevos tienen el potencial para ser un pastel. El producto final depende de mi creatividad. Mido, mezclo y horneo. Sigo cada paso para completar mi creación.

Todos los ingredientes que necesito para una vida satisfactoria están disponibles para mí en potencial divino. Encuentro sabiduría, amor, imaginación y fe en momentos callados de oración. Así como descarto las cáscaras de los huevos, elimino lo que no me sirve. Alineo mi voluntad con el Espíritu y el próximo paso es revelado. Completo mi trabajo con fortaleza y entusiasmo. Siento gratitud por la vida y por poder recrearla cada día partiendo del potencial divino, mi receta para el éxito.

Nosotros no hemos recibido el espíritu del mundo, sino … de Dios, para que entendamos lo que Dios nos ha dado.—1 Corintios 2:12