Jueves, Agosto 14, 2014

SOY UNO CON DIOS Y TENGO PROVISIÓN ABUNDANTE.

Jesús enseñó acerca de la unidad con Dios: “Como tú, Padre, en mí y yo en ti, que también ellos sean uno en nosotros”. Muchos maestros iluminados han dicho que la separación es una ilusión. Somos uno con Dios, la Fuente de todo. Al meditar, tomo conciencia de mi unidad con la Fuente. Logro una mayor comprensión: al ser uno con mi Fuente, tengo acceso a la salud, la abundancia, la protección y el amor ilimitados.

La maestra de Unity Emilie Cady escribió: “En realidad no hay razón para los celos ni la envidia, porque todas las personas somos una y un mismo Espíritu”. Dejo ir los pensamientos de separación. El bien fluye a mí y por medio de mí todo el tiempo, y mis necesidades son satisfechas.