Domingo, Septiembre 14, 2014

DIOS SATISFACE TODAS MIS NECESIDADES.

El Padrenuestro dice: “Danos hoy nuestro pan de cada día”. Esta oración me recuerda enfocar mi atención y tener fe en que todo lo que necesito será provisto: el aire que he de respirar, los alimentos que he de comer, un hogar. Y que no solamente mis necesidades físicas serán satisfechas, sino también las espirituales: comprensión, amor y la vida misma. Soy sustentado en todo sentido.

Las palabras edificantes de oración y gratitud mantienen mi atención en la Fuente de mi pan diario. No siento ansiedad acerca del mañana o cómo mi bien debe llegar. Mi corazón y mi mente están abiertos a las ideas, la guía y la fortaleza divinas que me apoyan constantemente. Sosegado y seguro, confío en Dios y cada necesidad es satisfecha.