Domingo, Octubre 5, 2014

DIOS ME INSPIRA DE NUEVAS MANERAS.

La inspiración puede venir de muchos canales: personas, lugares, palabras y fotos que evocan sentimientos profundos en mí. Cuando soy inspirado, siento nueva energía y me conecto a algo mayor que yo. Soy alentado a alcanzar nuevas alturas y a lograr metas que tal vez no haya imaginado posibles.

En momentos callados, me dirijo a mi Fuente, la cual me brinda ideas divinas y me anima a tomar una nueva dirección. Siento emoción por las posibilidades ante mí. Con Dios como mi guía, soy alentado a crecer espiritualmente mas allá de mis límites autoimpuestos para reclamar mi felicidad y servir a los demás. Voy al encuentro del llamado del Espíritu con confianza y gozo.