Domingo, Noviembre 16, 2014

ATESORO TODAS MIS EXPERIENCIAS DE APRENDIZAJE.

Un proverbio chino dice que aprender es un tesoro que sigue a su dueño a todas partes. He de atesorar tanto mis triunfos como mis tribulaciones, ya que con cada experiencia aprendo más acerca de mí, de mis dones y de mi propósito. Cada circunstancia me ayuda a ver el mundo desde una nueva perspectiva y a crecer espiritualmente.

Toda etapa de mi vida contiene retos y recompensas, brindándome sabiduría y entendimiento. Espero con emoción cada nuevo día, y estoy listo para aprender más acerca de mí mismo y del mundo. Mi vida no está estancada ni es aburrida, está siempre llena de nuevos gozos; y yo atesoro sus lecciones.

Alcancen todas las riquezas que provienen de la convicción y el entendimiento … los tesoros de la sabiduría y del conocimiento.—Colosenses 2:2-3