Domingo, Agosto 17, 2014

ABRO MI CORAZÓN A LA MENTE DIVINA Y A UNA VIDA LLENA DE SATISFACCIÓN.

La Mente Divina es un campo de potencial infinito. Es Todo-Bien presente por todas partes. Es la Fuente de la cual todo emana. Es Dios, y Dios vive en mí. Gracias al poder de la Mente Divina, cada necesidad es satisfecha: salud de mente y cuerpo, prosperidad para vivir cómodamente, amor de familiares y amigos, paz en mis relaciones personales y armonía en mi comunidad.

Hoy abro mi corazón para creer. Todo lo que necesito saber es que existe un lugar en mi alma donde puedo encontrarme conscientemente con Dios y recibir un caudal de poder, vida y amor nuevos. A medida que comprendo mi relación con este potencial, mi alma crece con capacidad infinita.